La esfera semántica de Levy

Esta semana, en #Change11, Pierre Levy presenta el lenguaje IEML, la esfera semántica. Un desarrollo que asume la existencia de cuatro grandes cambios: la invención de la escritura, cuando los símbolos llegan a ser permanentes y reificados (cosificados); la invención del alfabeto, los números indios y otros pequeños símbolos que hacen posible representar “casi todo” combinándolos; la invención de la imprenta y su subsecuente invención de los medios electrónicos masivos; y el cuarto, del que participamos ahora en su inicio y que consiste en la posibilidad de transformar los símbolos a través de autómatas de distribución masiva en medios digitales.

Levy parte de la hipótesis de que aún no hemos inventado el sistema simbólico ni las instituciones culturales que se ajusten a los nuevos medios digitales, por lo que ha dedicado sus últimos 15 años al desarrollo de un sistema simbólico capaz de explotar el poder computacional, la capacidad de memoria y la ubicuidad de los medios digitales.  A este sistema simbólico le llama IEML, de Information Economy MetaLanguage. Esto es:

  1. Un lenguaje artificial que se traduce a sí mismo en lenguajes naturales.
  2. Un lenguaje de metadatos para la colaboración etiquetando los datos digitales.
  3. Una nueva capa dirigiendo los medios digitales (dirección conceptual) que resuelve los problemas de interoperabilidad semántica.
  4. Un lenguaje de programación especializado en el diseño de redes semánticas.
  5. Un sistema semántico coordinado de la mente (la esfera semántica) que permite el modelado computacional de la cognición humana y de la autoobservación de las inteligencias colectivas.

En “Semantic Sphere” (Wiley, 2011. vol. 1) explica los principios filosóficos y científicos detrás del IEML (http://mooc.wikispaces.com/levy).

En su primer capítulo, Levy hace un recorrido interesante sobre su biografía académica que ayuda a comprender el contexto y sentido de producción del IEML. A lo largo de este recorrido me encuentro algunas afirmaciones interesantes que reseño a continuación.

El desarrollo del IEML como esfera semántica implica una respuesta a tres retos de orden semántico, ético y técnico.

El imperativo semántico desde el que se organiza el IEML asume solamente dos principios dialécticos elementales: el primero consiste en que todas las interpretaciones son igualmente válidas, el segundo que cada quien debe aceptar el derecho del otro a mantener puntos de vista diferentes del propio.

Desde el imperativo ético asume que el buen uso de la infraestructura para el almacenamiento de la memoria, la comunicación y el procesamiento digital debería servir al desarrollo humano; así, la esfera semántica IEML construye un sistema socio-técnico para este propósito que sólo se podrá observar cuando esté en operación.

El imperativo técnico de la filosofía de Levy puede formularse de la siguiente manera: hagamos posible la automatización de tantas operaciones simbólicas que incrementen las capacidades cognitivas y así, al final potenciar el poder y autonomía de los individuos y las comunidades.

Construye una triada, a partir del trivium y de la construcción de la lingüística moderna que da cuenta de la relación entre significado, significante y referente. Su triada se compone de signo (significante), ser (interprete) y cosa (referente). Colocando esta triada en un eje y el trivium (gramática, dialéctica y retórica) en el otro, construye una “matriz de competencias” con nueve celdas:

Retórica Estrategias de comunicación Liderazgo Ingeniería
Dialéctica conocimiento y razonamiento Negociación y contrato Saber cómo técnico
Gramática Destreza en códigos y lenguajes Autoestima y autocontrol Habilidades sensorio-motoras
signo Ser Cosa

En interesante observar que, siendo este el principio fundamental del IEML (luego hay un largo recorrido y desarrollo), Levy parece decir que en un mundo donde la inteligencia colectiva global se construye de las inteligencias colectivas de las comunidades, con accesos abiertos a la información para todos, en un mundo así, lo más importante está en el reconocimiento de la humanidad relacional que somos (signo, ser y cosa), así como los modos básicos de interacción con las cosas. Así pues, Levy concluye que en el nivel de la gramática estás las capacidades para la acción y que implican al sí mismo; en el nivel de la dialéctica encontramos las competencias para la interacción y en el nivel de la retórica la capacidad para hacer las cosas.

El siguiente ejercicio consistió en construir una matriz con su propia triada en ambos ejes. Es de llamar la atención, insisto, que se trata de una triada que da cuenta del ser en el mundo de Heidegger, o del “hacer con las cosas” o el “yo y mi circunstancia” de Ortega y Gasset. El resultado son nueve arquetipos.

Cosa Mundo

cosa < ser

Memoria

cosa < signo

Espacio

cosa < cosa

Signo Sociedad

signo < ser

Pensamiento

signo < signo

Verdad

signo < cosa

Ser Afecto

ser < ser

Lenguaje

ser < signo

Vida

ser < cosa

Ser Signo Cosa

Esta matríz de ideogramas se puede desenvolver; así, dentro de cada una de ellos se puede replicar la misma matriz dando por resultado, en lo que llama “triplicación” otro conjunto de cosas relacionadas. la triplicación se hace incluyendo uno de los elementos de la triada encima de la flecha que relaciona. Cuando se incluye el signo hablamos de lso arquetipos de las funciones semióticas, cuando la cosa, de las técnicas, cuando se incluye el ser, de los roles sociales. Esta triplicación se puede seguir desenvolviendo.

A esta relación de desenvolvimiento la añade, después de años para percatarse de la dicotomía dialéctica que muchas culturas han subrayado como cielo y tierra, alma y cuerpo, forma y materia, extensión y pensamiento, yin y yang, forma y vacío. Esta dicotomía la representa como una polaridad entre lo actual y lo virtual; con esto en lugar de tres elementos tiene cinco. Me parece importante notar que, aún cuando Levy no lo explicita así, esta dicotomía da cuenta de una unidad.

Años después evalúa la potencialidad de la representación matricial para delinear las principales dimensiones de una inteligencia colectiva como la máquina principal del desarrollo humano, y llega al diseño de la figura que representa los seis polos de la inteligencia colectiva: roles sociales (ser), equipamiento (cosa), poderes (cosa), deseos (ser), conocimiento 8signo) y documentos (signo); con esto pasa a desarrollar el metalenguaje IEML, la versión completa se puede encontrar aquí.

Publicado por

Francisco Morfin Otero

Profesor en ITESO: las TIC y la Educación, el impacto social de las TIC

2 comentarios sobre “La esfera semántica de Levy”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s