TRAL Escenario para conversar

Tejer consiste en la creación de un entramado a partir del entrelazamiento de aquello con lo que tejemos. Para tejer se requieren siempre, al menos dos cosas: el “hilo”, metáfora de aquello que hace observable el tejido y la “aguja” representación del artefacto que nos ayuda al entrelazamiento. Cada quien sabe cuáles son los tejidos que sabe hacer y que le gusta hacer. En ocasiones el hilo es invisible, dice Exupery, otras veces el artefacto es la propia mano. Podría, en ocasiones, confundirse “hilo y aguja”, por ejemplo cuando ambos son la palabra, o el mismo cuerpo. Todos tejemos, es nuestro modo propio de vivir la vida, sin tejido no hay aprendizaje, tampoco búsqueda. Ahora en TRAL estamos tejiendo redes de aprendizaje, redes de búsqueda.

Si volvemos la mirada un poco hacia atrás veremos los tejidos que hemos hecho. Y veremos que el producto de nuestro tejido está siempre en relación a una red, es decir, a una conjunto de “cosas” (materiales o no) en conexión en torno a algo que podría parecerse al atractor de los sistemas complejos. Esto es así, porque la red siempre es una red de redes y no termina.

Como un fractal, TRAL es una red de redes; pero también es una estrategia para aprender a (o consolidar la práctica de) precisamente, tejer redes para el aprendizaje en línea. Un escenario para la acción comunicativa. Por eso empezamos por hablar de nosotros: Francisco, ingeniero con algunos retazos de educación, dinámica de sistemas, sociología y filosofía. Con un enorme gusto por la cocina, la caminata en el cerro y el mar. Rebeca ya creció, ahora tiene 29 y a punto de terminar su maestría que gozó y sufrió como siempre sucede cuando algo vale la pena, Diego siempre ha tenido cuatro años menos, y ahora termina esa ingeniería de sonido que ha sido su pasión desde que nos acordamos. Porque al hablar de nosotros nos disponemos a la acción comunicativa, nos disponemos a escuchar a los otros.

En esa red de redes que hemos ido tejiendo a lo largo de nuestras vidas nos encontramos a muchas personas que no hemos conocido y que son significativas porque nos han movido lo suficiente para ser otros después de ellos. para mí, sin duda, Exupery, Maalouf y la Lispector, aunque también Baricco, Serna y Sada. Como dejar fuera a León Felipe, y le siguen Gabriel Vázquez, Mendoza, Ammaniti, Arreola, Mendoza, Rulfo, Paz… uff!! mejor no sigo. Pero no sólo novelistas, hay otros muchos más que desde sus reflexiones y hallazgos me han movido. A algunos sí lo he conocido y son colegas cercanos.

Pero hay otros muchos que nos han movido, no por su arte o su ciencia, sino simplemente porque tenemos intereses similares, porque son personas a quienes reconozco como compañeros y compañeras de ruta, que su hacer y su proceder son suficientes para que los considere importantes. Pensando en estas personas es que pienso en TRAL como la gran oportunidad para tejer redes de búsqueda común, de conversación, de encuentro; en fin, de aprendizaje en línea. El hilo parece ser, pues, nuestros propios intereses y el modo en que los expresamos, la aguja quizás sea los diversos caminos que recorremos para estar y ser con el otro.

Anuncios

Publicado por

Francisco Morfin Otero

Profesor en ITESO: las TIC y la Educación, el impacto social de las TIC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s