Conversación sobre Aprender en red

Del miércoles 26 al día de hoy, viernes 28 de febrero se llevó a cabo en el ITESO el Simposium de Educación con el tema “Educar para habitar el siglo XXI”. La sesión final de cierre del congreso la dedicamos a tener una conversación sobre el tema de “el aprendizaje en red”. Para ello invité a todos aquellos que vinieron al Simposio a presentar algo relacionado con este tema; así como al equipo del Centro de Aprendizaje en Red del ITESO. Las personas que nos acompañaron en esta conversación fueron (orden alfabético): Edgar Altamirano Carmona, Nilda Córdoba Maldonado,  Liliana García Ruvalcaba, Maricela Larios Torres, Jorge Enrique López Campos, Pedro Mayoral Valdivia, Gabriela Ortiz Michel y Cristóbal Suárez Guerrero.

Logo SE

Para dar inicio leí un breve texto para dar cuenta del marco en el que parece inscribirse el tema en cuestión, mismo que transcribo a continuación:

El pensador francés Michel Serres habla de la red como un macrobio, un artefacto creado por los humanos, que es del tamaño del mundo, con agencia propia y capaz de modificar la idea de localización geográfica, esto último significa que cuando alguien me pregunta dónde te puedo encontrar, ya no doy la dirección de mi casa o trabajo, tampoco el teléfono fijo de estos lugares, sino mi correo electrónico o mi número de celular o móvil. La red es, pues un macrobio que va almacenando el saber de la humanidad entendido como aquellas narrativas que vamos construyendo cada uno de nosotros y entre todos y para las que empleamos las tecnologías digitales. Es un macrobio que provoca la inteligencia y la coloca en otro nivel porque, de alguna manera, reduce la necesidad de utilizar lo que los clásicos llamaban las facultades de la inteligencia: la memoria, la razón y la imaginación… ¡hemos perdido la cabeza! afirma Serres en la conferencia que tituló “Las nuevas tecnologías: la revolución cultural y cognitiva”, la hemos perdido dentro del ordenador, la hemos perdido porque en la red, el macrobio ese, está la memoria, la imaginación y las funciones racionales. Entonces, se pregunta ¿qué es lo que nos queda? a lo que responde que estamos obligados a ser inteligentes, es decir, que al distanciarnos de la memoria, de la razón y de la imaginación lo que nos queda es la invención, y parte de la tarea consiste en inventar los nuevos caminos de la humanidad.

Por otra parte, Manuel Castells, en su libro Comunicación y Poder de 2009 explica que esta misma red nos ha cambiado la noción de tiempo y espacio y, con ello, la experiencia vivida de estas dos dimensiones fundamentales de la vida: pasamos a vivir de un tiempo secuencial a un tiempo simultáneo y de un espacio de lugares a un espacio de flujos; además de esto hace un fuerte énfasis en los nuevos sistemas de autocomunicación de masas que suceden en y con la red, al mismo tiempo que alerta contra las grandes corporaciones de la comunicación, mercado y finanzas que buscan a través de las redes modificar y hasta manipular nuestras mentes.

Frente a este escenario, Stephen Downes, en su Introducción al conocimiento conectivo propone un modo de aprender en la red que es a la vez un modo de aprender en red. Su propuesta consiste en la búsqueda implacable de la autonomía de cada uno de nosotros y, para ello, sugiere un aprendizaje en medios abiertos con interacciones y conexiones lo más amplias posible y atendiendo la diversidad de perspectivas, opiniones, situaciones y cultura en nuestras reflexiones para lograr una postura personal.

Cristóbal Suárez, aquí presente, nos invita a pensar en aquello que la pedagogía aporta a los entornos de comunicación que surgen en la Internet y da cuenta de la estructura de colaboración que es la red.

En el Centro de Aprendizaje en Red del ITESO insistimos que para imaginar contextos de acción y sistemas de actividad en la red es preciso habitarla; por ello invitamos a vivir experiencias cotidianas en la red como base para poder imaginar entrecruzamientos en ella.

A esto le hemos llamado aprender en la red y en red.

Algunas preguntas que nos ayuden a abrir boca son:

¿En cuántas cosas pensamos cuando hablamos de “aprendizaje en red”?

¿Es algo novedoso o es algo que se hace visible con la red, si lo segundo, por qué se hace visible?

¿Qué características son sustanciales al aprendizaje en red?

¿Cuáles experiencias nuestras dan cuenta del aprendizaje en red?

 __________________

A continuación, cada uno fue tomando la palabra para hablar, desde su experiencia, sobre este tema. Tomé algunas notas que pongo aquí abajo, el video con la conversación completa estará en el sitio de la revista Fronteras Educativas.

Edgar se y nos preguntó por la existencia de un modelo educativo a seguir para después pasar a afirmar que no existe, que todo ha cambiado y que es necesario reinventar la educación toda, los profesores, la universidad y que es una tarea urgente a realizar.

Liliana habló de la necesidad de lograr que cada uno sea movilizado por sus propios intereses para asegurar el logro de la autonomía, que es ahora uno de los principales propósitos de la educación, porque desde la autonomía podrá ser auténtico el encuentro con otros y la expresión propia que hacemos pública como parte de nuestra contribución a y en la red; así pues, definió el proceso de aprendizaje en red como un tejido permanente y cotidiano.

Cristóbal dijo que más que pensar en aprendizaje en red piensa en redes de aprendizaje, es decir, que no basta el dato de la existencia de Internet, sino de la construcción permanente de una red como estructura. Una estructura, dice, que la pienso como ese no-lugar para estar y no estar, una estructura donde se es; es decir, una estructura desde donde podemos ubicar los productos de la red. Es entonces cuando surge la pregunta por las competencias digitales que hacen posible eso; asó como el diseño de la infraestructura para que cada quien pueda incorporarse. Así pues, es fundamental crear redes, hacerlas crecer, cuidarlas y, sobre todo, mimarlas.

Gabriela nos platicó de su experiencia en una red de fotografía donde vió con claridad que las miradas diferentes enriquecen de diversa manera la conversación y ve que el aprendizaje en red implica, al menos, tres cosas: hacerse presente con lo propio para encontrar de manera intencionada a los otros y en la interacción reconocer mi propia voz entre la de los demás.

Para Maricela es importante estar atentos a lo que los otros dicen, pero también, en calidad de profesora, es necesario conocer cómo habitan la red los alumnos, cómo definen sus intereses en un mundo saturado de medios y de información.

Nilda, para hablar del aprendizaje en red, recorre su propia experiencia en diversos tiempos y lugares, nociones que con el tiempo cambiarán, según el decir de autores como Castells y Bauman. En el camino se topa con el texto de Siemens “Conociendo el conocimiento” y a partir de estos autores descubre en su experiencia personal de actuación en la red que se va perfilando un cambio en la forma de generar conocimiento. En este relato nos muestra una búsqueda implacable por aprender a aprender en la red y en red y el descubrimiento de que hay una urgencia en el mundo, que va cambiando a pasos agigantados, por colocarnos en escenarios de innovación para imaginar e inventar el futuro deseable.

Pedro, desde tres experiencias de vida en la red, dos como estudiante y otra más como profesor; así como una larga experiencia de trabajo con niños, nos habla de la importancia de experimentar y ensayar con todas las novedades tecnológicas que van surgiendo para poder identificar cuáles nos pueden ayudar a lo que queremos. Además, anota con insistencia la conveniencia de promover los escenarios lúdicos y de experimentación.

En un ameno relato de su experiencia como aprendiz, Jorge Enrique nos recuerda la importancia de conocer a aquellos que piensan estos temas en estos momentos. Afirma que vivimos conectados, así somos, no podemos ser de otra manera. La red es una estructura tecnológica que nos amplía las posibilidades de conexión más allá de barreras geográficas.

Publicado por

Francisco Morfin Otero

Profesor en ITESO: las TIC y la Educación, el impacto social de las TIC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s